Los habitantes de la comunidad de Mangá Guayubin dicen sentirse hastiados ante el aumento de delincuencia que persiste en esas localidades sin que las autoridades ejecuten acciones ante tal situación.
Los residentes de Mangá aseguran que existe poco patrullaje por miembros de la policía y que si los detienen no permanecen por muchas horas encarcelados. Hacen un llamado a las autoridades pertinentes tomar el sartén por el mango para que cese la delincuencia en el país

Dejar respuesta