Las ventajas del veganismo sobre una dieta basada en el consumo de carnes son evidentes y van desde la reducción de gases de invernadero asociados a la industria ganadera, hasta el menor riesgo de padecer enfermedades crónicas o cáncer. Pero hasta el momento, mas allá del factor relacionado al trato digno hacia los animales, poco se había hablado sobre el beneficio más inesperado de la práctica que gana popularidad a nivel mundial.

Según reporta el semanario Newsweek, la organización Personas por el Trato Ético de los Animales (PETA) que aboga por los derechos de los animales compartió un estudio que asegura que las deposiciones de aquellos que se alimentan en base a plantas estaría compuesta entre otras cosas por una microbiota fecal, también conocida como microflora o un conjunto de microorganismos que se localizan de manera normal en distintos sitios del cuerpo humano, que tendría interesantes propiedades curativas.

Serían específicamente quienes padecen de infecciones por Clostridium difficile, una especie bacteriana del género Clostridium, quienes se verían beneficiados por un tratamiento basado en la materia fecal en cuestión. El procedimiento médico experimental utiliza las heces de una persona sana para ser transplantado al intestino del paciente enfermo mediante píldoras o una colonoscopia.

Fue por este motivo que la organización PETA emitió un pedido para llamar a “los súper donadores de materia fecal” de origen vegano a colaborar con la investigación médica y de esta manera poder disponer de especímenes de forma continua para su estudio, al haberse comprobado que es el mejor tratamiento no sólo para infecciones por Clostridium difficile sino también para otras enfermedades gastrointestinales que podrían representar un riesgo a la vida.

C. difficile es la causa más importante de colitis seudomembranosa,​ una infección del colon con frecuencia secundaria a la erradicación de la flora saprófita por el uso extenso de antibióticos. El tratamiento tradicional hasta el momento estaba basado por lo general, en suspender los antibióticos, con excepción de anti-clostridiales, como el metronidazol.

Un estudio publicado en la prestigiosa revista científica The New England Journal of Medicine encontró que un 81 por ciento de los pacientes con C.difficile que se sometían al tratamiento mencionado mostraban una recuperación total de su enfermedad, mientras que una investigación más reciente develó que la tasa de curación podría ser todavía más elevada al alcanzar el 90 por ciento.

El mayor desafío para la masificación de la revolucionaria terapia es la falta de donantes veganos sanos que puedan suministrar las heces necesarias, que cuentan con una composición muy particular al ser producto de una ingesta basada principalmente en frutas y verduras.

Es precisamente este diverso microbioma intestinal de los veganos, el complejo ecosistema de bacterias que vive en sus intestinos y prácticamente todo su cuerpo, el que tendría beneficios para su salud gracias a que algunos de estos microbios serían fundamentales para que el cuerpo funcione de manera correcta impactando entre otros al sistema inmunológico.

Según consigna Newsweek, científicos han identificado un vínculo entre ciertos perfiles de bacterias intestinales con prácticamente todas las condiciones médicas crónicas, desde el autismo hasta las alergias más comunes. “Aquellos que se animen a hacer el cambio salvarán la vida de más de cien animales al año, y probablemente la suya” dijo la vocera de PETA Moira Colley. Tal vez, el nuevo incentivo de ayudar a otros a llevar una vida más saludable sirva de inspiración para muchos que dudan en dar al gran salto hacia una mejor dieta.

LEA MÁS:

Avance científico: crean dos vacunas que prometen combatir el ébola

La mayoría de los casos de pérdida de visión se puede prevenir con una consulta anual

DSM, el gigante de alimentos que busca erradicar el hambre en África



Source link

Dejar respuesta