SANTO DOMINGO. La directora de la Maternidad Nuestra Señora de la Altagracia, Joselyn Sánchez, dijo ayer, a través de una vocera, que no hablará sobre el caso de la bebé que fue entregada a una mujer que no era su madre y que, luego la Policía recuperó y retornó a su verdadera progenitora.

Alega que hasta que se complete el proceso de investigación no dará declaraciones.

El juez decidió dejar en libertad a la imputada, pues dijo que en esa audiencia quedó en evidencia que hay dos partes afectadas por un mal manejo de esa situación en ese hospital materno.

El magistrado Alejandro Vargas, juez de la Oficina de Atención permanente del Distrito Nacional, sólo le impuso a Yohanni una presentación periódica e impedimento de salida del país, contrario a lo que estaba solicitando el Ministerio Público, que quería la prisión preventiva.

“Si bien está muy indignada la madre de la niña, también hay que entender el drama de ella (refiriéndose a la acusada), ella tuvo una niña que murió, aquí se probó incluso que el hospital tuvo un manejo incorrecto en esta situación, y si el hospital es así que maneja ese tipo de situaciones, a mí no me gustaría nacer ahí, porque no sé en qué manos podría caer”, dijo el magistrado en su motivación de decisión.



Source link

Dejar respuesta