(Flickr)

Este Halloween probablemente vas a ver a alguien disfrazado de plátano. Sí, la persona en cuestión estará embutida en un traje amarillo brillante y sacará su cabeza por un agujero mientras que sus brazos y sus pies se moverán a través de una funda de poliéster. Todo será muy divertido.

Pues resulta que esos plátanos son un reclamo millonario, tanto es así que un vendedor ha ido a la corte federal para defender sus diseños de plátanos. La frase “disfraz de plátano” ahora tiene un significado dual después de que se presentara una queja en la corte federal de Nueva Jersey. Silvertop Associates, un fabricante de trajes que hace negocios con Rasta Imposta, demandó a Kmart Corp. y Sears alegando que estaban cometiendo una infracción de derechos de autor, de comercio y de competencia desleal.

Desde 2008, Kmart ha comprado disfraces de Rasta Imposta, pero las dos compañías no lograron llegar a un acuerdo este año y Kmart afirmó que usaría “otro vendedor” para cumplir con las demandas de los disfraces de banano. “Poco después, Rasat Imposta descubrió que Kmart había comenzado a vender ese disfraz, cuyo diseño es una réplica exacta y una imitación del original, que tiene los derechos de autor de Rasta“, dice la queja.

(Halloween Costumes)

Rasta Imposta comenzó a vender este traje de plátano en 2001 y recibió un registro de derechos de autor en 2010. La compañía considera el diseño del plátano como “uno de los disfraces más importantes de la compañía”. Ni la empresa ni sus abogados han hecho ninguna declaración al respecto y no está claro cuantas prendas se han vendido por parte de la compañía. Un portavoz de Kmart tampoco ha querido hablar públicamente.

Lo que está claro es que Halloween es un negocio muy grande para los minoristas. Se espera que los estadounidenses gasten USD 9,100 millones en artículos relacionados con Halloween este año, incluyendo USD 3,400 millones en disfraces, tal y como apunta una encuesta de la Federación Nacional de Minoristas y Prosper Insights & Analytics. Los disfraces son comprados por el 69 por ciento de los que secundan esta fiesta y se calcula que gasten un promedio de USD 83 en cosas relacionadas con Halloween, como dulces, decoraciones, calabazas, fiestas y, por supuesto, disfraces de banana.

(Archivo)

Con tanto dinero en juego, habrá batallas legales. En el pasado, ha habido juicios sobre los trajes de los Power Rangers y otro de Rasta Imposta. En 2014, se archivó un caso contra Party City por vender unos disfraces de ketchup y mostaza, de tocino y de huevo.

Rasta Imposta argumenta que, aunque es cierto que se pueden hacer dos disfraces similares, el nuevo diseño es muy parecido. Para ello cita a la forma: los extremos negros del plátano, las líneas verticales en medio del traje e, incluso, la publicidad que utiliza un modelo similar.

(Archivo)

Pero ¿qué tan diferentes deben ser los trajes de banano para evitar una batalla por la propiedad intelectual? “No es que el tema tiene que ser original, es que la expresión de ese tema es original, eso es lo que protege el registro de los derechos de autor (la expresión original de lo que podríamos llamar un objeto normal). Hay muchas maneras de mostrar el mismo objeto en un medio artístico”, señala la abogada Sonia Lakhany.

De hecho hay muchos tipos de disfraces de plátanos. Solo hace falta hacer una búsqueda rápida en Amazon.com y encontrarás decenas de trajes. Hay plátanos sin pelar, plátanos medio pelados, suéteres de plátanos, disfraces para bebés, para perros, etc… Target vende plátanos inflables y Walmart vende túnicas de banana.



Source link

Dejar respuesta