(Reuters)

El papa Francisco llegó este jueves a Perú, en una visita oficial y apostólica de tres días que lo llevará a la ciudad amazónica de Puerto Maldonado, a la norteña Trujillo y a Lima, donde el domingo celebrará una misa de cierre ante más de 1 millón de personas.

El avión Airbus 321 de la compañía Latam que transporta al pontífice y su séquito arribó al aeropuerto internacional Jorge Chávez, de Lima, a las 16:32 hora local (21:32 GMT), procedente de la ciudad de Iquique, en Chile, país que visitó en la primera parte de su sexto gira pontificia por Latinoamericana.

El papa fue recibido a pie del avión por el presidente de Perú, Pedro Pablo Kucyznski, y, tras el saludo protocolario, se dirigirá a la residencia de la Nunciatura Apostólica, en el distrito limeño de Jesús María, donde lo esperan miles de jóvenes, y que será el lugar donde descansará antes de viajar el viernes hacia la Amazonía.

Francisco, que descendió del avión con aspecto cansado, también fue recibido por la primera dama, Nancy Lange, y recibió un ramo de flores de mano de dos niños peruanos vestidos con los colores blanco y amarillo del Vaticano.

(Reuters)

Mañana viernes, en la ciudad amazónica de Puerto Maldonado, el papa se reunirá con 3.500 representantes de comunidades indígenas peruanas, bolivianas y brasileñas, quienes expondrán los peligros que afrontan sus territorios ante la minería ilegal y el cambio climático, entre otras amenazas.

Ese mismo día, a su vuelta a Lima, se reunirá en privado con Kuczynski, con quien conversará sobre la situación de las poblaciones vulnerables y del medioambiente, según han adelantado fuentes oficiales peruanas.

Al día siguiente visitará la ciudad norteña de Trujillo, a 570 kilómetros de Lima, que fue muy afectada por el fenómeno climático de El Niño Costero que golpeó la costa peruana durante los primeros meses de 2017.

El papa dedicará la última jornada de su visita a Perú a participar en actividades religiosas en Lima, que cerrará con una misa al aire libre en la base aérea de Las Palmas, en el distrito de Surco, donde se espera que asista más de un millón de personas.

El papa Francisco llega a un Perú entusiasmado en su fervor religioso y donde se prevé un seguimiento masivo de su visita apostólica, al que se han volcado tanto las autoridades como la ciudadanía.

El viaje del pontífice se da en una situación complicada para la política peruana, marcada por el escándalo de corrupción de la compañía brasileña Odebrecht y por el polémico indulto que Kuczynski otorgó el 24 de diciembre al ex mandatario Alberto Fujimori, quien cumplía una condena a 25 años de prisión por delitos de lesa humanidad.

Con información de EFE

LEA MÁS:

El papa Francisco defendió a Juan Barros, el obispo acusado de encubrir abusos sexuales: “No hay una sola prueba en contra, todo es calumnia”



Source link

Dejar respuesta