Doanld Trump y el demócrata Chuck Schumer

El cierre (“shutdown”) de las actividades federales entró en vigor este sábado a las 05:00 GMT (medianoche de la costa Este).

En un discurso al plenario, el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, dijo que su bancada estaba abierta a “seguir hablando para resolver” el impasse.

“No creo que esto nos muestre como una institución muy responsable. Los estadounidenses deberían esperar más de nosotros”, dijo McConnell, sin esconder su irritación.

“Tengo problemas para entender (…) cómo mis colegas demócratas pueden estar orgullosos” por haber provocado el cierre del gobierno al bloquear un acuerdo”, indicó McConnell, para quien la oposición utilizó una “estrategia ridícula”.

Chuck Schumer y Mitch McDonell

En respuesta, el líder de la bancada demócrata, Chuck Schumer, dijo que “cada estadounidense sabe que los republicanos controlan la Casa Blanca, la Cámara de Representantes y el Senado, y que es su trabajo mantener el gobierno abierto”.

Schumer pidió al presidente que convoque urgentemente una reunión en la Casa Blanca con los líderes de los dos partidos para hallar un compromiso.

Por su parte, McConnell propuso enmendar el proyecto de ley de financiamiento del gobierno para que financie al gobierno hasta el 8 de febrero en vez de hasta el 16 del mismo mes, como preveía el presupuesto rechazado.

Una votación sobre ese proyecto de ley podría llevarse a cabo este sábado, pero no está claro si se aprobará.

En medio de las negociaciones, el senador conservador John Kennedy publicó en Twitter un mensaje que retrató con precisión el sentimiento generalizado: “Nuestro país fue fundado por genios, pero es dirigido por idiotas“.

Consecuencias para la administración pública

Los primeros efectos de la paralización del gobierno federal se sentirán a partir del lunes.

En las Fuerzas Armadas, los uniformados deberán permanecer en sus puestos, al igual que la policía, la guardia fronteriza, los agentes aduaneros y los operadores de vuelo en todo el país.

En la administración pública se mantendrán las operaciones de la Casa Blanca, el Departamento de Estado, el Congreso y reparticiones federales como la Oficina de Correos, aunque con menos personal.

Entre las oficinas de la administración pública que serán cerradas se incluyen la Dirección Impositiva, la Administración de la Seguridad Social y los Departamentos de Vivienda, Educación, Comercio y Trabajo, así como la Oficina de Protección Ambiental.

Además, por el momento se torna prácticamente imposible prever cuánto tiempo perdurará esta situación, aunque los dos partidos ya iniciaron el estéril juego de distribuir responsabilidades por lo ocurrido.

En su nota oficial, Sarah Sanders aseguró que se trata del “‘shutdown’ de Schumer”, en referencia al rol del senador demócrata durante las negociaciones.

En respuesta, el propio Schumer dijo en el plenario del Senado que era el “‘shutdown’ de Trump”.

(Con información de AFP)

LEA MÁS:

El Gobierno de Estados Unidos inició un cierre parcial por falta de fondos



Source link

Dejar respuesta