Aviso de emergencia. Peligro de tsunami en la costa. Vayan a zonas altas o tierra adentro“, advirtieron los mensajes de alerta enviados por el Servicio Nacional de Meteorología a celulares en Alaska. En cuestión de minutos, antes del amanecer, los vehículos comenzaron a llenar las calles de las localidades donde se sintió el fuerte terremoto de este martes, de 8,2 grados según el Servicio Geológico de Estados Unidos.

Funcionarios de Kodiak, una isla cercana al epicentro, advirtieron a residentes en áreas costeras que evacuaran la zona y se trasladen a regiones más altas, ante el temor por las olas, que también son de riesgo para botes y barcos. Sin embargo, pasada la hora estimada para el arribo del oleaje, no se reportaron escenas de peligro en la isla, mientras continúa la alerta.

Un agente de la policía de Kodiak, respondió a una llamada telefónica diciendo: “Si es sobre el tsunami, tienen que ir a zonas altas de inmediato”.

“En base a todos los datos disponibles, es posible que se haya generado un tsunami a partir de este terremoto que podría destruir zonas costeras incluso bastante más lejos del epicentro”, dijo el Centro de Advertencias de Tsunamis del Pacífico.

Mientras las sirenas sonaban en varias localidades, las escuelas comenzaron a llenarse de gente, como habitual punto de reunión ante emergencias y desastres naturales. Las autoridades reportaron que al menos 500 personas habían llegado buscando refugio en una secundaria de Kodiak.

El terremoto ocurrió a 10 kilómetros de profundidad a las 9.31 GMT, según reportó el Servicio Geológico de los Estados Unidos. Las boyas cercanas al epicentro han registrado olas de hasta 10 metros por encima del nivel habitual de la corriente.

La alerta de tsunami se mantiene activa en las costas de Alaska y de la provincia canadiense de la Columbia Británica, mientras que existe un aviso moderado para el litoral estadounidense hasta la frontera con México.



Source link

Dejar respuesta