SANTIAGO. La Iglesia Católica de esta ciudad inició este miércoles la Cuaresma con la imposición de la ceniza en la frente a cientos de fieles católicos que acudieron a las misas celebradas por la ocasión.

En la primera planta del Hospital Regional Universitario José María Cabral y Báez, el reverendo Enerio Valerio, asistido por dos diáconos y servidoras del Señor presidió el oficio religioso, donde entre otras cosas resaltó que la Cuaresma es un tiempo de penitencia, de reflexión y de conversión para los cristianos en el mundo entero.

“Esta es la época en que Dios nos invita a cambiar nuestras costumbres y hábitos desviados del camino del bien”, subrayó Valerio.

Indicó que el mismo Jesús predicó con el ejemplo, cuando se apartó a una montaña a orar por varios días, apartado del bullicio.

Durante las celebraciones litúrgicas de este miércoles de Ceniza, la Iglesia Católica coloca una cruz con ceniza a los feligreses, recordando que venimos del polvo y al polvo volveremos cuando abandonemos este mundo.



Source link

Dejar respuesta