Soccer Football – World Cup – Group B – Portugal vs Spain – Fisht Stadium, Sochi, Russia – June 15, 2018   Portugal’s Cristiano Ronaldo in action with Spain’s Gerard Pique   REUTERS/Ueslei Marcelino

Un partido de semejante calibre no podía tener un inicio poco emotivo. España y Portugal salieron a darlo todo y hacer honores en el partido que, a priori, era el más atractivo de la fase de grupos. El campeón de Europa y uno de los candidatos al título llevaron la intensidad a tope, jugaron un partido digno de etapas finales en su estreno en la fase de grupos del Mundial de Rusia 2018.

Portugal no perdió el tiempo. El conjunto luso impuso condiciones desde el inicio y golpeó rápido a una España que llegó a este gran duelo en plena turbulencia por el despido de su entrenador de los últimos dos años, Julen Lopetegui. Y no sólo se adueñó del balón y empujó a su rival contra su portería, sino que rápidamente se puso en ventaja. Cristiano Ronaldo fue derribado por Nacho en la puerta del área y el árbitro italiano Gianluca Rocchi sancionó penal. El propio capitán portugués lo transformó en gol con un remate certero.

Sin embargo, poco a poco, Español salió de su confusión y comenzó a ser más lúcido. Pese a que las indicaciones las daba Fernando Hierro, volvió a jugar al estilo que construyó durante los últimos dos años con Lopetegui y ganó terreno. En el minuto 22, Diego Costa peleó un balón aéreo con Pepe, lo ganó y al ingresar al área encontró el hueco perfecto para rematar y establecer el 1-1. Un gol que el daba un respiro a La Roja porque estaba sufriendo de contraataque.

Ambos son los dos últimos campeones de Europa (Portugal se coronó en 2016 y España en 2012 y 2008) y se miden en el estadio Fisht de Sochi en un encuentro que forma parte de la primera jornada del Grupo B, donde Irán ya venció de forma agónica a Marruecos.

España y Portugal se han enfrentado en 35 ocasiones, con un balance de dieciséis victorias para La Roja, trece empates y seis encuentros ganados por el conjunto luso.

(AFP)

La historia de estas selecciones vecinas está íntimamente ligada, ya que el primer partido entre ellas fue también el primer encuentro que disputó la selección nacional de Portugal.

El 18 de diciembre de 1921, el Campo de O’Donnell de Madrid acogió el estreno de la selección de las Quinas, Que perdió por 3-1 ante España.

Desde entonces, España y Portugal se enfrentaron en catorce ocasiones más en solo 24 años, lo que transformó el derbi ibérico en un clásico del fútbol europeo.

Sin embargo, los primeros choques entre ambos países fueron un monólogo español, ya que entre 1921 y 1945 Portugal no sólo no ganó ningún partido, sino que sufrió históricas goleadas.

(Getty)

El encuentro más recordado de esa etapa se disputó en 1934 en el Estadio de Chamartín, donde España vapuleó por 9-0 a Portugal, con cinco tantos de Isidro Lángara.

Para asistir a la primera victoria del cuadro luso en un derbi ibérico hubo que esperar a 1947, cuando Portugal se impuso por un contundente 4-1 en el Estadio Nacional de Jamor.

La balanza de los enfrentamientos ibéricos comenzó a equilibrarse en 1958, cuando España ganó por 1-0 a sus vecinos.

Desde entonces, La Roja encadenó una racha de 45 años y ocho partidos sin ganar a Portugal. Dentro de esta etapa se encuentra el derbi disputado en la fase de grupos de la Eurocopa de 1984, que acabó con 1-1.

La maldición sólo se rompió en 2003 con una victoria española por 0-3 en Guimarães con goles de Joseba Exteberría, Joaquín Sánchez y Diego Tristán.

Sin embargo, un año después Portugal se tomó la revancha con un gol de Nuno Gomes en el último partido de la fase de grupos de la Euro 2004, un tanto que dejó a la España de Iñaki Sáez fuera del torneo.

Hubo que esperar seis años para volver a asistir a un derbi ibérico, que esta vez dejó un grato recuerdo para los aficionados españoles, ya que un tanto de David Villa permitió a La Roja imponerse por 1-0 en los octavos de final del Mundial 2010.

Solo cuatro meses después de que España se proclamase campeona del mundo en Sudáfrica, llegó el penúltimo encuentro disputado hasta la fecha entre ambas selecciones, un amistoso celebrado en el Estadio da Luz de Lisboa, en el que Portugal goleó por 4-0.

(EFE)

Las semifinales de la Eurocopa 2012 fueron el escenario del último choque entre ambos conjuntos, un partido en el que se llegó con 0-0 al final de la prórroga.

Los penaltis, con un lanzamiento a lo “Panenka” de Sergio Ramos, decidieron que España disputase una final en la que se impuso a Italia para conseguir su tercer cetro europeo.

Con ese último encuentro, ascendió a cuatro el número de veces que ambas selecciones se enfrentaron en fases finales de Eurocopas o Mundiales.

La igualdad en este tipo de encuentros es máxima, ya que Portugal ha ganado uno de los partidos (en la Eurocopa 2004), España se ha impuesto en otro (en el Mundial 2010) y se registraron dos empates al final del tiempo reglamentario (en las Eurocopas de 1984 y 2012).

Además, en dos de los tres títulos conseguidos recientemente por la selección española (Mundial 2010 y Eurocopa 2012), La Rojatuvo que eliminar a Portugal para ganar el campeonato.

En el capítulo de goleadores, el español Isidro Lángara es el máximo artillero en los enfrentamientos entre ambas selecciones, con nueve dianas en tres partidos celebrados entre 1934 y 1935.

Por la escuadra portuguesa, Fernando Peyroteo consiguió anotar siete goles en cinco encuentros, todos disputados en los años 40.

(Reuters)

De los 50 anotadores de la historia del derbi ibérico, solo tres permanecen en activo (los españoles Joaquín y David Villa, y el luso Hugo Almeida) y ninguno está convocado para el Mundial de Rusia.

En esa tabla de goleadores no aparece el capitán portugués y cinco veces Balón de Oro, Cristiano Ronaldo, que nunca ha conseguido marcarle un gol a la selección española a pesar de haberse enfrentado a La Roja en cuatro ocasiones.

MÁS SOBRE ESTE TEMA EN INFOBAE DEPORTES



Source link

Dejar respuesta