Un miembro de la Guardia Nacional bolivariana en el mercado de Coche, un barrio de Caracas, para inspeccionar los precios (AFP/ Federico PARRA)

Unos cincuenta militares armados con fusiles caminaron este miércoles entre puestos de verduras del mercado de Coche, uno de los mayores de Caracas, una operación ordenada por el régimen de Maduro contra la imparable escalada de precios y que dejó varios detenidos.

Por orden del dictador Nicolás Maduro, quien asegura afrontar “una guerra económica”, el gobierno inició esta semana la “ocupación temporal” de 97 mercados municipales, dijo este miércoles Tareck El Aissami, a cargo del recién creado ministerio de Industria y Producción.

“La toma de los mercados municipales ha sido todo un éxito. Presos están un grupo grande de mafiosos, mayoristas, ladrones, capitalistas. Encontramos de todo ahí, hasta prostitución”, afirmó Maduro durante un acto político en Caracas la noche de este miércoles.

No se burlen más del pueblo, amor con hambre no dura

“¡Es un pote de humo!”, gritó escéptico un vendedor de verduras más temprano en Coche, donde varios locales estaban cerrados, advertidos del operativo.

“Necesitamos que pongan orden”, lanzó por su parte Rodolfo Amell, comprador habitual.

El régimen inició esta semana la “ocupación temporal” de 97 mercados municipales. En la foto, el marcado de Coche, en Caracas (AFP / Federico PARRA)

En medio de una severa crisis, los sueldos de los venezolanos se diluyen por la hiperinflación, proyectada en 13.800% por el FMI para 2018 y en 200.000% por el Parlamento de mayoría opositora.

“Hemos determinado indicios de especulación, acaparamiento y alteración fraudulenta de precios”, recalcó El Aissami a la televisora estatal VTV.

La intervención de los mercados fue anunciada por Maduro poco después de su reelección en los ilegítimos comicios del pasado 20 de mayo, boicoteados por la oposición al considerarlos “fraudulentos” y desconocidos por varios gobiernos de América y Europa.

Si el problema lo resuelven desde la punta hasta la cola, nos acomodamos. Si no, vamos a seguir igual. Cuando los productos llegan al mercado, ya los precios están elevados

Especialistas sostienen que la inflación se dispara por la emisión de dinero sin respaldo para cubrir un déficit fiscal cercano al 20% del PIB, mientras que la escasez de alimentos básicos -causada por el deterioro del aparato industrial por férreos controles de cambio y de precios- también ha empujado los precios de los productos.

Pero Amell, un pensionado de 74 años, pide que las autoridades “regulen” los precios en un mercado que define como “caótico”.

En la primera etapa serán ocupados 21 mercados, precisó a la AFP Menry Fernández, director de Superintendencia Nacional de Gestión Agroalimentaria (Sunagro).

Un hombre cuenta los billetes de mil bolívares para comprar fruta y verdura en el mercado de Coche, en Caracas . El FMI proyecta la inflación en 13.800% para 2018 (AFP / Federico PARRA)

Ello en el marco de la “Gran Misión Abastecimiento Soberano”, plan que Maduro lanzó en julio de 2016 y cuyo manejo asignó al ministro de Defensa, general Vladimir Padrino López, y los militares.

“Amor con hambre no dura”

Dueño de un pequeño puesto en el mercado de Coche, en el oeste de Caracas, Javier Pérez protesta: el alto costo de la vida no se resuelve con controles militares.

“Si el problema lo resuelven desde la punta hasta la cola, nos acomodamos. Si no, vamos a seguir igual. Cuando los productos llegan al mercado, ya los precios están elevados”, afirmó Javier, padre de tres niñas.

Un hombre compra mercadería en el mercado de Coche (AFP / Federico PARRA)

Sus ventas se desploman por la falta de efectivo, problema crónico en Venezuela que el gobierno achaca a “mafias” que trafican el papel moneda, y analistas a la imposibilidad de imprimir billetes -que cada día pierden valor- a la velocidad requerida para cubrir la demanda.

Un mismo producto es vendido a dos precios: uno en efectivo y otro, más alto, si se cancela con tarjeta de débito.

“La gente te está atracando sin pistola”, exclamó José Mora, vendedor de fruta que se ve obligado a alquilar datáfonos.

Vista del mercado de Coche, en Caracas (AFP / Federico PARRA)

Pero desde el régimen socialista reivindican el nuevo plan. “La principal lucha es contra los precios especulativos”, recalcó el oficialista Miguel Carreño, jefe del gabinete económico de la alcaldía de Caracas.

Alfredo González, habitante de los Valles del Tuy -estado Miranda-, tiene poca fe en la militarización. “No se burlen más del pueblo, amor con hambre no dura”, pide.

(Por Margioni BERMÚDEZ, AFP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

La Unión Europea dio luz verde para aplicar nuevas sanciones a funcionarios chavistas

Presos políticos de Venezuela: fueron excarcelados 17 estudiantes opositores en Nueva Esparta

El presidente electo de Colombia no enviará embajador a Venezuela: “Es un gobierno ilegítimo”



Source link

Dejar respuesta