SANTO DOMINGO. Unos 1,150 agentes de la Policía Nacional fueron desplegados la mañana de este miércoles para “evitar la alteración del orden público” durante la marcha que escenificaron grupos populares en demanda de la reducción del precio de los combustibles.

La manifestación inició en el parque Enriquillo, en el Distrito Nacional y concluyó en los alrededores del Palacio Nacional. Un contingente policial que esperaba a los manifestantes le impidió que llegarán hasta la sede del Poder Ejecutivo. La avenida México con Doctor Delgado, fue lo más cercano que estuvieron del Palacio.

Una nota de la uniformada explicó que la presencia de los policías fue dispuesta para “preservar” el orden público.

El contingente de hoy estuvo compuesto por 1,000 miembros de la Dirección Central de Prevención; 90 de Operaciones Especiales y 30 de la Dirección Contra Motines.

La nota reseña que hace poco el director general de la Policía, mayor general Ney Aldrin Bautista Almonte ,advirtió que “nosotros no vamos a permitir alteración del orden público; puede ser quien sea, la federación que sea. Usted tiene derecho a la protesta; eso es un derecho constitucional. Ese derecho no puede afectar el de los demás ciudadanos, de la colectividad”.

De igual forma, el documento de la Policía indica que el artículo 255 faculta a la entidad como responsable de garantizar la seguridad ciudadana en todo el país.

Durante la mañana de este miércoles unas 17 organizaciones, entre ellas la Federación Nacional de Transporte la Nueva Opción (Fenatrano) realizó una marcha hasta la Casa de Gobierno. Durante la misma se produjo un pequeño incidente cuando los agentes forzaron a los manifestantes a usar otra ruta a la prevista.



Source link

Dejar respuesta