SANTO DOMINGO. Con los abuelos paternos y tíos maternos se encuentran la niña de dos años de edad y el niño de 8 meses que el pasado martes quedaron huérfanos cuando un hombre de 25 años mató a su concubina de 17, madre de los infantes, en el sector El Cachón de Sabana Perdida, en el municipio Santo Domingo Norte.

De acuerdo a Deyanira Astasio Sánchez, hermana de Julissa Valdez Sánchez, quien fue ultimada por Junior Martínez Plasencia, la niña de dos años, que fue procreada en una relación anterior, está bajo el cuidado de ella y los restantes tres hermanos de la adolescente en el propio sector El Cachón. Dice que comparten la atención con el padre de la infante.

En relación al niño de 8 meses informó que están a su cargo los padres del victimario suicida, en el sector Sabana Centro, de Sabana Perdida, donde está desde la noche antes del suceso, luego que Julissa lo dejara allí para partir al día siguiente hacia Bávaro.

Sobre la relación entre ambas familias, afirma que no se ha producido ningún conflicto y vaticina que las cosas continuarán como hasta ahora por el bienestar de los niños.

A las 7:00 de la mañana del jueves, Plasencia mató a tiros a Valdez Sánchez y se suicidó de la misma forma cuando la joven se dirigía a su residencia a buscar sus pertenencias para marcharse a la provincia de La Altagracia.



Source link

Dejar respuesta