La Fundación Institucionalidad y Justicia (Finjus) cuestionó este domingo que el Senado haya declarado el sábado de urgencia el proyecto de Ley Orgánica del Régimen Electoral y lo aprobara en dos lecturas consecutivas después que la pieza legislativa “permaneciera rezagada en el Congreso Nacional”

“Resulta paradójico, en primer lugar, que pese a ser una pieza legislativa crucial para el sistema democrático dominicano, permaneciera rezagada en el Congreso Nacional y que de manera apresurada se disponga a su conocimiento y sanción, dejando abierta la posibilidad de que contenga vacíos e inobservancias que podrían causar graves daños al Estado social, democrático y de derecho y a la seguridad jurídica que precisa”, dice la Finjus.

En un documento enviado a Diario Libre, la entidad hace también un “análisis del proyecto”, en el que cuestiona que obligue al ciudadano a votar cuando el numeral 2 del artículo 75 de la Constitución y el 208 establece que este está en libertad de decidir al respecto.

“De ahí que la obligatoriedad resulta incompatible con la prioridad de la libertad que promete nuestro sistema de valores políticos”, afirma.

En cambio, valora como “positiva” la propuesta de que se incluya una casilla en blanco en la boleta electoral para que el elector pueda expresar su no simpatía por las propuestas electorales existentes.

“Esto representa un paso hacia la garantía de la expresión voluntaria del ciudadano, lo cual no debe desnaturalizarse al anclarlo y/o supeditarlo a la disposición de la obligatoriedad del voto”, considera.

Sobre los debates entre los candidatos, Finjus reitera que los debates constituyen una sana práctica democrática que puede ser implementada en la cultura electoral dominicana, pero entiende que su regulación no debe poseer el carácter de obligatoriedad.

“Otorgar el carácter de obligatorio a los debates electorales no resultaría factible, pues en un sistema jurídico esto implica la imposición de sanciones a quien no acuda a dichas convocatorias, lo cual pudiese entrar en pugna con ciertos derechos fundamentales”.

En cuanto al arrastre, el voto preferencial, método D’ Hondt y boleta única, afirma que estos se encuentran en el proyecto de ley orgánica del régimen electoral en los artículos 223 y siguientes para establecer un sistema de representación proporcional.

“Hemos subrayado anteriormente que estas figuras, en conjunto, resultan contraproducentes, y que sería conveniente proceder a la separación de las boletas electorales a nivel congresual, para que se exprese nítidamente la intención voluntad del elector hacia los senadores y diputados de su simpatía respectivamente”.

Considera que una reforma al régimen electoral debe encaminarse a expresar la intención del elector, lo cual no resulta de la combinación de las figuras precitadas.

En los textos siguientes figura el análisis completo que hace la Finjus a la Ley Orgánica del Régimen Electoral que ahora pasará a la Cámara de Diputados.



Source link

Dejar respuesta