SANTO DOMINGO. Residentes en el barrio 27 de Febrero en el Distrito Nacional protestaron ayer por la falta del servicio de agua potable que dicen les afecta desde hace más de un mes. Los manifestantes incendiaron neumáticos en diferentes calles interrumpieron momentáneamente el tránsito en la zona.

Dicen que la situación los ha obligado a tener que comprar camiones de agua para poder cubrir sus necesidades básicas, lo que representa una carga económica para ellos.

Atribuyen el problema a trabajos que realiza la Corporación de Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (CAASD) que han provocado una baja presión en el agua que se les sirve, por lo que es mínima la cantidad que reciben y solamente en unas pocas viviendas.

Amenazan con realizar más protestas para continuar con sus reclamos.



Source link

Dejar respuesta