El director del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INDRHI), Olgo Fernández, aclaró que el ganado que está muriendo, principalmente en las provincias de la Línea Noroeste, es por falta de alimentos, pero no de agua.

“Por falta de agua no se le está muriendo el ganado a los ganaderos, es comida, porque nosotros tenemos desde el pasado 30 de enero una flotilla de camiones llevándole agua a cada ganadero a su finca o a su potrero”, sentenció el funcionario del sector agropecuario.

Agregó que el agua se le está depositando en piletas o en los envases que tengan los ganaderos, es decir, que su ganado tenga agua, y además de eso se le está suministrando melaza.

“Ya le hemos suministrado setenta y dos mil galones de melaza a esas cuatro provincias, San José de las Matas, de la provincia Santiago; Montecristi, Santiago Rodríguez y Dajabón, y en estos momentos estamos haciendo los trámites para depositarles treinta y dos mil galones más”, explicó el director del INDRHI.

Dijo que de esa cantidad, a cada una de las provincias citadas anteriormente se le entregarán ocho mil galones de melaza.

Sostuvo que el Ministerio de Agricultura le ha estado suministrando caña a los ganadores en proporciones adecuadas, que son llevadas desde el ingenio Montellano en Puerto Plata, también pajas y afrecho. “Entonces lo que hay que hacer es incrementar el suministro de alimentos porque el INDRHI le tiene garantizada el agua y la melaza”, aseguró.

Fernández dijo que la sequía que hace meses afecta a la República Dominicana se encuentra en su peor momento y que la situación es de una magnitud tal, que varios de los embalses con que cuenta el país apenas les queda un mes de agua disponible para riego.

Fernández sostuvo que esa es una situación que es para ponerle atención, razón por la cual la institución que dirige redobla sus esfuerzos para tratar que la sequía que afecta al país golpee lo menos posibles al sector agropecuario.

El funcionario fue entrevistado por Héctor Herrera Cabral en el programa D´ AGENDA, donde confirmó que la mayoría de los embalses están en situación crítica, a tal punto que la presa de Rincón solamente tiene disponible dos millones de metros cúbico de agua, lo que implica que en 30 días se consume esa cantidad.

Agregó que eso se debe a que dicho embalse tiene un flujo de entrada muy bajo, de solamente 2.5 metros cúbico.

“Y en la presa de Sabana Yegua está también en un momento que ya tuvimos una reunión con la gente de Tamayo, Bahoruco, Independencia y Barahona para graduar los despachos, ya que el protocolo establecido es el tandeo, pero quedamos que de los doce metros cúbicos que servíamos solo enviaremos siete hacia abajo y aprovecharemos cinco en Azua“, explicó el director del INDRHI.



Source link

Dejar respuesta