El capturado de 32 años de edad será imputado por delitos de porte y tráfico ilegal de estupefacientes.

Los guardias del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec) de la cárcel de Jamundí, en el departamento del Valle del Cauca, estaban advertidos sobre unos drones que varios días habían sobrevolado la prisión. Esta semana descubrieron con sorpresa de qué se trata la situación, que dejó un capturado por porte de estupefacientes.

La tarde de este miércoles los guardias fueron nuevamente alertados sobre el sobrevuelo de un dron. Y la Policía Metropolitana de Cali fue avisada por la comunidad sobre tres hombres que merodeaban los muros del centro penitenciario de forma sospechosa. Cuando los uniformados se acercaron al lugar, los sujetos salieron corriendo.

Los sospechosos se perdieron entre las plantaciones de caña de azúcar que rodean la cárcel, los uniformados los buscaron más de una hora sin éxito. Cuando se disponían a irse, les llegó un aviso por radio de otro agente que había visto a un hombre extraño cerca del lugar, exactamente a unos 300 metros de la prisión

La droga iba a ser entregada a un interno de la cárcel de Jamundí.
La droga iba a ser entregada a un interno de la cárcel de Jamundí.

Los agentes se dirigieron entonces a la vereda El Guabal donde detuvieron a un sujeto que llevaba al hombro un costal blanco, y que se alteró al verlos. Para su sorpresa, tras la requisa las autoridades encontraron dos celulares, un dron con su control remoto y tres pequeños paquetes bien forrados que contenían cada uno 250 gramos de marihuana.

Con ello, las autoridades pudieron concluir que el dron estaba siendo utilizado para ingresar la droga a la prisión, que llegaría a uno de los internos. Además, investigaciones establecieron que esa no era la primera vez que intentaban hacer una entrega, ya habían realizado despachos unas cuatro o cinco veces.

“Se sabe que ya había hecho una primera entrega en la cárcel de 250 gramos de marihuana. Y cuando se captura se disponía a llevar otros 750 gramos”, afirmó al diario El País de Cali el coronel Javier Navarro Ortiz, comandante de Policía en el departamento.

El hombre detenido, de 32 años de edad, será procesado por delitos de porte ilegal y tráfico de estupefacientes. Y la Policía Metropolitana de Cali aclaró que, según está establecido en el Código de Policía, la utilización de drones debe ser autorizada por la Aeronáutica Civil en zonas cercanas a instalaciones militares y policiales, sin contar con ello la aeronave no tripulada puede ser incautado.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Colombia prohibió las operaciones y sobrevuelos de aeronaves B737 Max de Boeing

La nueva estrategia narco para transportar droga desde Buenaventura a Europa



Source link

Dejar respuesta