Pieter Nortje, de 55 años, estaba de vacaciones con su esposa Ilze en una reserva de caza en Virginia, Sudáfrica, cuando decidió acariciar a los leones mientras ella lo filmaba (Foto: Captura de pantalla)

Pietr Nortje, un hombre sudafricano de 55 años, estuvo a punto de perder su brazo derecho y tuvo que ser internado de urgencia en un hospital por haber intentado acariciar una leona en la provincia de Free State.

La felina estaba al otro lado de una reja que separaba a los animales de los visitantes. Sin embargo, el incidente ocurrió porque Pietr metió su mano para acariciar un león macho y luego intentó hacer lo mismo con una hembra.

En un principio se dijo que el hombre había decidido no hacer caso a las reglas a pesar de las advertencias. Pero un reporte de las autoridades detalló que el encargado del lugar le había dado autorización para tocar a los felinos, ya que según él estaban perfectamente domesticados.

El video fue captado por la esposa de Pietr Nortje (Fuente: Facebook)

Pietr y su esposa habían ido a Tikwe River Lodge -una popular reserva de caza- para celebrar el décimo aniversario de su boda, pero tras el incidente con la leona el artesano de profesión tuvo que ser trasladado de urgencia al hospital Katleho, y de ahí al nosocomio Pelonomi.

De acuerdo con los reportes, el estado de salud de Nortje fue reportado como grave debido a que sufrió un choque séptico.

En el video que ha estado circulando libremente por internet en lo últimos días se puede ver a Nortje metiendo su brazo para acariciar a los felinos.
«¡Si me muerdes, te morderé de vuelta!«, le dice al león macho mientras lo acaricia. Después aparece la leona. «Ven aquí cariño, deja que papa te acaricie», le dice a la hembra antes de que esta le clave sus dientes en el antebrazo derecho, penetrando casi hasta el hueso.

La leona que atacó a Pietr Nortje (Foto: Captura de pantalla)
La leona que atacó a Pietr Nortje (Foto: Captura de pantalla)

En ese momento se escucha gritar a su esposa: «¡Lo está mordiendo!, ¡lo está mordiendo!».

Un portavoz de Tikwe River Lodge dijo que habían realizado el tour durante seis años sin que se presentara ningún incidente.

Y a pesar de que se difundió la versión de que un guardaespaldas había dado autorización para tocar a los felinos, el personal negó cualquier tipo de responsabilidad por el accidente. «Hay señales en todas partes para advertir sobre los peligros», exclamó uno de los dueños.

El caso del jugador de Rugby 

El «hooker» galés Scott Baldwin sufrió varios puntos de sutura en su mano después de intentar acariciar a un león, a pesar de las reiteradas advertencias de los cuidadores.

El felino mordió su mano izquierda y el jugador se perdió el partido que su equipo, el Ospreys, enfrentó al Cheetahs.

En medio de la gira por Sudáfrica, el plantel visitó el Weltevreden Game Lodge, una reserva natural muy turística del país. Fue allí donde toco a un león que se encontraba dentro de su jaula. Baldwin metió la mano izquierda entre las rejas para acariciarlo y éste reaccionó de la peor manera.

Tras el ridículo accidente, Scott Baldwin pidió disculpas a los fanáticos a través de su cuenta de Twitter: «Perdón a todos por haber estado ausente del partido por una mordida«

«Cuando pones tu mano en una cerca y hay un león allí, puedes esperar de todo. Él ya tenía varias advertencias, por lo que ha sido algo bastante estúpido«, Tandy, quien afirmó que es «una de las cosas más ridículas en la que he estado involucrado».



Source link

Dejar respuesta