El sector del presidente Danilo Medina dentro del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) ha mostrado esta semana el apoyo con que cuenta en el Comité Político y en el Comité Central de esa organización, que deben ser convocados para continuar el proceso electoral de cara a las primarias del 6 de octubre.

El Comité Central es el organismo que elige a los precandidatos presidenciales del PLD, cuya lista tiene que ser depositada junto a los de otros puestos electivos a más tardar el 22 de agosto en la Junta Central Electoral. Además de la rueda de prensa de los 22 miembros del Comité Político que llamaron la atención al presidente del partido y a su sector, el danilismo publicó un documento en el que 386 de los 606 miembros del Comité Central respaldan que se debata una reforma constitucional en el seno del Congreso Nacional.

Esto vaticina un nuevo choque de trenes en los organismos del partido, similar a la crisis que se vivió a mediados del 2015, cuando el danilismo en el Comité Político ganó la aprobación de buscar una reforma.

La diferencia es que en aquella ocasión se acordó luego en ese órgano que Medina se presentara sin competencia como candidato presidencial y ahora tendría que competir de tú a tú frente a Fernández, ante quien perdió en las primarias del 2007, cuando éste era presidente de la República “y el Estado se impuso” 71.46% a 28.54%. En esta ocasión se ha evadido la confrontación en el seno del Comité Político, pero hay plazos fatales que tiene la Ley de Partidos que se deben cumplir.

Leonel Fernández y Danilo Medina habían sido aliados estratégicos desde siempre, hasta que Medina comenzó a marcar distancia para construir su proyecto presidencial en el 2006 y posteriormente compitieron en las primarias del 2007.

Medina es conocido como el armador político de las nuevas estructuras del PLD, que abrió sus puertas en el 2001 con la masificación de la membresía, una medida en la que Leonel Fernández fue clave, al asumir la presidencia del partido.

Leonel fue la parte ideal y conceptual, el que lideró las victorias del PLD en 1996, 2004 y 2008, mientras que Medina se encargaba de la estrategia y de armar la maquinaria política, salvo en las elecciones del 2008, a las que apenas se presentó a votar luego de un largo silencio.

Si logra la habilitación de Medina y Fernández decide enfrentarlo, en las primarias abiertas, el PLD podría confrontar el mayor choque de titanes que lo dejaría dividido y con amenazas de salir del poder en que está desde el 2004.

Lea también: Senadores leonelistas acusan al Gobierno de colocar drones en azoteas del Congreso para espiar legisladores

Veintidós miembros del Comité Político piden a Leonel Fernández respetar organismos del PLD

El leonelismo no cede y aclara que el pacto del 2015 sigue igual en PLD



Source link

Dejar respuesta