Las expectivas de crecimiento para 2019 están por debajo de lo estimado (Foto: Bloomberg) (Bloomberg Creative Photos/)

Por tercera ocasión en el año, el Banco Mundial recortó las previsiones de crecimiento para México en 2019, de 1.7 estimado en junio pasado a 0.6%, muy lejos del 2.5% previsto en abril de 2018.

Ambos pronósticos incorporan importantes recortes desde los estimados por el organismo en julio. Hace apenas dos meses, los expertos del Banco Mundial estimaban que era viable que el Producto Interno Bruto (PIB) consiguiera un crecimiento de 1.7% en 2019.

Con diez meses del año transcurridos y datos del PIB semestral, indicadores de inversión, consumo y exportaciones, advierten que no hay elementos para mantener esa tasa estimada y la recortaron en 1.1 puntos.

Para 2020 las expectativas tampoco son alentadoras, ya que su visión de crecimiento para el país también fueron modificadas a la baja y pasar de un estimado del 2% al 1.5 por ciento.

El peso ha tenido altibajos por la tensión con EEUU (Foto: Cesar Rodriguez/Bloomberg)
El peso ha tenido altibajos por la tensión con EEUU (Foto: Cesar Rodriguez/Bloomberg)

El Banco Mundial prevé que la desaceleración económica del país se mantendrá en el corto y mediano plazo.

Según el informe trimestral de la región de América Latina y el Caribe “¿La integración comercial como un camino de desarrollo?”. El organismo afirmó que los países latinoamericanos han vuelto a mostrar lentas tasas de crecimiento, debido en gran medida a la debilidad que están mostrando las tres economías más grandes de la región.

“Argentina está sumida en otra crisis económica, Brasil acaba de salir de una recesión y México padece una desaceleración económica”, dijo Martín Rama, economista en jefe del Banco Mundial para América Latina y el Caribe.

El informe también señala que una posible explicación del lento crecimiento económico de la región es su integración relativamente baja en el comercio internacional y las cadenas de valor globales.

Lee: Los 6 eventos que impactarán en la economía mexicana en este otoño

“Esta baja apertura externa de la región no se debe a la geografía sino a decisiones de políticas públicas, fundamentalmente en los países del lado del Atlántico, que han mantenido las restricciones al comercio en un nivel más elevado que la mayoría de las otras regiones en desarrollo”.

Claroscuros del T-MEC, el otro factor de la perspectiva de crecimiento

La crisis económica afecta a toda América Latina (Foto: AFP)
La crisis económica afecta a toda América Latina (Foto: AFP)

La incertidumbre que se mantiene por el acuerdo comercial entre México, EEUU y Canadá y el de la Unión Europea-Mercosur puede tener un efecto global positivo considerable sobre el crecimiento, pero también existen posibles efectos negativos.

“La producción intensiva en mano de obra calificada probablemente aumente en México, así como la producción ganadera y de soja en los países del Mercosur, sin embargo, el alcance de la reestructuración sectorial será limitado, de hecho, la participación de los sectores agropecuario y manufacturero se mantendrá prácticamente sin variaciones”, dijo el Banco Mundial.

El Banco Mundial hizo sus previsiones para América Latina (Foto: Archivo)
El Banco Mundial hizo sus previsiones para América Latina (Foto: Archivo)

Para el organismo, el principal beneficio económico vendrá del aumento previsto de la complejidad económica, dado que estos nuevos acuerdos “profundos” implican un mayor nivel de competencia interna y estándares más elevados.

Mientras que el balance para América Latina y el Caribe está nuevamente en una fase de “desempeño deslucido” con un crecimiento estimado de 0.8% en 2019, una desaceleración “más autoinflingida que importada”, afirmó el Banco Mundial.

Lee: El impacto del sobrepeso y la obesidad en la economía mexicana: disminuyó 5.3% del PIB

“Sería tentador atribuir el lento crecimiento de la región a un entorno externo menos propicio. Sin embargo, en general, la desaceleración parece más autoinfligida que importada”, señaló el último informe semestral de la entidad.

Según las previsiones, la región – excluyendo a Venezuela – registrará un crecimiento de 0.8% en el 2019, con una mejora de las perspectivas para el próximo año con una expansión de 1.8 por ciento.

El informe destaca que “a algunos países les sigue yendo bien, pero las economías más grandes de la región han enfrentado recesión, inestabilidad macroeconómica o desaceleración del crecimiento”.

En un momento de agudas tensiones comerciales, el Banco Mundial advirtió que “las perspectivas podrían deteriorarse si el entorno internacional se volviera menos propicio”.



Source link

Dejar respuesta