El transporte público y privado en el Gran Santo Domingo siguió siendo caótico durante 2019 con una ligera mejoría en la oferta de asientos de los casi cuatro millones de vehículos que circulan por las mismas calles y avenidas construidas hace años.

Pese a que cada año los dealers y en las ferias automovilísticas se venden miles de vehículos, una gran parte de la población se sigue transportando con precariedad, en carros y autobuses destartalados, sin seguridad y con un alto consumo de combustibles y gran contaminación del medio ambiente.

La mejoría ha sido por parte del Estado, que aumentó su incursión en el sector a través del Metro de Santo Domingo con sus dos líneas, el Teleférico y la inclusión este año de 200 nuevas unidades de la Oficina Metropolitana de Autobuses (OMSA), la apertura de tres nuevas rutas como la de la avenida Bolívar, el corredor nocturno de la UASD y la ruta especial para estudiantes del Instituto Técnico Superior Comunitario (ITSC) de San Luis.

El sistema integrado del Metro y el Teleférico ha transportado, de enero a noviembre de este año, 96,710,811 pasajeros, según datos suministrados por la Oficina para el Reordenamiento del Transporte (OPRET).

Adicional a ese esfuerzo el Ministerio de Obras Públicas construye tres terminales de autobuses, una en Santo Domingo Este, próximo a los Tres Ojos, otra en Santo Domingo Norte, al lado de la estación Mamá Tingó del Metro y la otra en Santo Domingo Oeste, en la entrada de Los Alcarrizos, la más ambiciosas de todo porque además de servir para autobuses, será una estación del Teleférico que se pretende construir en esa zona.

Este año el Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre(INTRANT) comenzó el proyecto de los alcoholímetros, dando como resultado que muchos conductores manejan bajo los efectos del alcohol.

En el sector privado está pendiente sacar los miles de unidades chatarras de carros y guaguas que circulan por las calles del Gran Santo Domingo. La Ley 63-17 no se cumple todavía es aspectos como la cantidad de pasajeros que deben transportar. La misma indica en su articulo 67 que los carros solo podrán transportar un pasajero junto al chofer y tres en el asiento de atrás como ha sido diseñado el vehículo por su fabricante.

Los autobuses privados siguen transportando pasajeros sin seguridad, en muchos casos, y los de la OMSA, transitan sobrecargados, principalmente en las llamadas horas pico.

Este año hubo intentos de aumento del pasaje por parte de algunos empresarios del transporte, pero la advertencia de la aplicación de la Ley 63-17 por parte del Intrant hizo retroceder a muchos que alegaron aumento en el precio de los combustibles.



Source link

Dejar respuesta