(AP)

Cuando era un niño, Elon Musk tenía tantos problemas para llegar a tiempo que su hermano menor desarrolló un sistema para asegurarse de que Musk no perdiera el autobús a la escuela.

Kimbal Musk, que actualmente está en la junta directiva de Tesla, mentía a su hermano mayor sobre la hora real y le diría al futuro multimillonario que el autobús estaba a punto de llegar, varios minutos antes de lo previsto. Esa ligera manipulación hacía que Musk llegara a tiempo.

Más de tres décadas después, el mundo de los negocios todavía está debatiendo sobre el “Elon Time”, que así es como lo ha calificado un accionista, que tiene que ver con los momentos de entrega, lanzamientos y puntos de referencia que, a menudo, son poco realistas.

“Creo que sí tengo un problema con el tiempo”, afirmó Musk minutos después de que los accionistas votaran para mantener su estatus como presidente de Tesla en la reunión anual de accionistas de la compañía. “Soy una persona naturalmente optimista. No habría hecho autos o cohetes si no lo fuera. Estoy tratando de recalibrar esa cuestión“, agregó al respecto.

En los últimos meses, los plazos incumplidos han copado el lanzamiento del Model 3, el sedán que representa el intento crucial de Tesla para ingresar al mercado automotriz convencional. Con los números de fabricación y Tesla gastando mucho dinero, algunos críticos creen que el “Elon Time” amenaza con poner en peligro la relación de la compañía con Wall Street, que colocaría en una situación de riesgo el futuro de la compañía.

(Bloomberg / Dania Maxwel)

El “Elon Time” provocó risas cuando un accionista usó la frase durante una sesión de preguntas y respuestas, pero para muchos analistas la inclinación del jefe ejecutivo por falsas promesas no es algo que haga gracia.

“Aquí está el problema con un emprendedor visionario”, señaló Steve Blank, un hombre de negocios jubilado que enseña el espíritu empresarial en Stanford. “Una vez que se prueba que los detractores estaban equivocados y se demuestra que su visión (en este caso de la Musk) era correcta, se puede pensar que cada una de sus declaraciones es correcta”, relata.

“No es que haya estado equivocado”, añadió Blank. “Ha estado en lo cierto acerca de la construcción de una industria, pero han gastado una enorme cantidad de dinero, y ahora tienen que ejecutar mejor las cosas“.

Durante la pasada reunión, Musk afirmó ante los accionistas que Tesla producirá 3.500 autos Model 3 a la semana, y espera que ese número llegue a 5.000 vehículos a la semana a final de mes. Musk apuntó que la fabricación será la mayor fortaleza a largo plazo en Tesla y predijo que la compañía sería rentable en el tercer y cuarto trimestre.

A pesar de su habitual tono de confianza, minutos después también ofreció una especie de advertencia para hablar sobre los peligros del “Elon Time”.

“Probablemente debería poner un poco de prudencia a la hora de anunciar fechas futuras, pero eso es bastante sensato. Digo la fecha en que pienso que puede ocurrir, y soy muy optimista en ese sentido“, se justificó.

“Casi siempre se acaba materializando, pero no exactamente en el marco de tiempo”, apostilló.



Source link

Dejar respuesta