En los últimos minutos del partido entre las selecciones Sub 17 de Tanzania y Burundi, correspondiente a la clasificación de la Copa África de la categoría, hubo una agresión muy violenta que comenzó a recorrer el mundo a través de las redes sociales.

Ocurrió cuando el tiempo estaba cumplido y se disputaban los minutos adicionales en el Estadio Nacional Benjamin Mkapa​ de la ciudad de Dar es-Salaam (Tanzania). El capitán del elenco local, Morice Abraham, llevó el balón a una de las esquinas porque su equipo ganaba 2-1. El mediocampista burundés Assumani Bundengeri corría a quitarle el balón y fue eludido con un sombrero.

Cuando el balón pasó por encima de su cabeza, Bundengeri le pegó un taconazo en el rostro a Abraham, se dio vuelta a busca el balón y, en su trayecto hacia la pelota, pisó cruelmente al número 18 que estaba tendido en el suelo.

El jugador de Burundi le pegó un taconazo en la cara al de Tanzania

El jugador de Burundi le pegó un taconazo en la cara al de Tanzania

Belay Tadesse, árbitro del partido, sancionó la infracción pero no mostró ninguna tarjeta. Claramente correspondía una expulsión.

Tanzania se llevó el triunfo por 2-1 ante Burundi y comenzó con el pie derecho la clasificación del Consejo de Asociaciones de Fútbol para el Este y Centro de África para la Copa África Sub 17, que se disputan del 11 al 26 de agosto.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Imágenes impactantes: la “lluvia” de misiles que iluminó el cielo durante un partido de fútbol juvenil en Yemen



Source link

Dejar respuesta