El presidente de la Junta Central Electoral (JCE), Julio César Castaños Guzmán afirmó ayer que los miembros del pleno del organismo no renunciarán y que la única forma de que ellos salgan del organismo es mediante un juicio político en la Cámara de Diputados.

Castaños Guzmán hizo la afirmación al inicio de una audiencia pública convocada de urgencia con los partidos y observadores electorales nacionales y extranjeros.

“He escuchado el consejo de que boten a alguien. Lo más fácil es cortarle la cabeza a alguien”, declaró Castaños Guzmán, al tiempo de rechazar la renuncia.

“La manera de salir de aquí es con el juicio político, por falta grave y el que sienta que lo debe echar adelante que vaya a la Cámara de Diputados y proceda, y rápido”, sentenció.

“Presentarse hoy diciendo que nosotros no somos los responsables, eso es otra irresponsabilidad. No sabemos qué lo motivó, fue descuido, o un sabotaje. No sabemos. Cuando aparezca el responsable tiene que pagar las consecuencias, aunque seamos nosotros mismos”, dijo.

Sostuvo que independientemente a las fallas del voto automatizado hay que esperar los informes de las investigaciones. “Yo no quisiera pensar que a los 83 años que tengo, y que el final de mi vida va a ser con la renuncia y la acusación de que hicimos un fraude electoral, yo no creo que hicimos un fraude electoral”, enfatizó al hablar en la audiencia pública con los partidos políticos, celebrada este miércoles.

En tanto, el doctor Roberto Saladín Selin, afirmó que las mujeres y hombres de ese organismo no son instrumentos de ningún sector del país.

Destacó que durante la organización de los comicios municipales se judicializó el proceso, de tal forma, que se debió retrasar la impresión de las boletas. También infirió que todos los reclamos del expresidente Leonel Fernández fueron complacidos.

“Se ha realizado un trabajo serio y si las presiones acumuladas provocaron la exclusión de candidaturas, soy el primero en pedir excusas a nombre del Pleno y en el mío propio”, recalcó.

Al defender el trabajo de ese organismo y sus miembros, dijo que este momento es de serenidad y no para hacer recriminaciones y pedir renuncia porque se llevaría el país a un juego muy peligroso.



Source link

Dejar respuesta