Evo Morales durante un acto en Argentina. Foto: REUTERS/Mariana Greif (MARIANA GREIF/)

Pocos minutos después de que el Tribunal Superior Electoral de Bolivia inhabilitara su candidatura como senador para las próximas elecciones del país, el ex presidente Evo Morales salió a cuestionar la decisión, asegurando que se trata de “un golpe contra la democracia”. “Los miembros del Tribunal Superior Electoral saben que cumplo todos los requisitos para ser candidato. El objetivo final es la proscripción del MAS”, expresó. En los minutos subsiguientes, compartió mensajes de otras cuentas que también cuestionaron al TSE.

El presidente del órgano electoral, Salvador Romero, explicó en una conferencia de prensa que la decisión se debe al hecho que Morales no cumple con el requisito de residencia, excluyente para poder competir. Y detalló cuales deben ser los tres requisitos necesarios para cumplirlo: “Considera el principio de residencia habitual registrado; debe ser donde desarrolla su proyecto de vida; y se requiere la residencia efectiva en ese distrito”.

“Pueden tener la certeza de que se ha actuado en un marco de imparcialidad y equidistancia política, sin sesgos a favor o en contra de ninguna fuerza. por esa razón, el TSE llama a estos actores y a la ciudadanía a entender que la actividad debe ajustarse al cumplimiento de plazos y garantizar el debido proceso”, agregó Romero en un pasaje de su locución. Además, remarcó que la decisión es inapelable.

El ex canciller de Morales entre septiembre de 2018 y la renuncia de Morales, Diego Pary, quien aspiraba a la primera senaturía por Potosí, también fue inhabilitado. Él también se expresó por las redes, y aseguró: “El Tribunal Supremo Electoral, al inhabilitarme asume una decisión política, que se aleja de las leyes, la Constitución boliviana y la jurisprudencia internacional. He cumplido absolutamente con todos los requisitos tal como lo establece la reglamentación aprobada por el mismo TSE”.

También se pronunció el candidato presidencial del MAS, Luis Arce: “La decisión política del TSE de inhabilitar a Evo Morales y Diego Pary como candidatos al Senado, evidencia que no hay garantías para elecciones libres democráticas y justas en Bolivia. Condenamos esta acción”. Y agregó: » A pesar de las ilegales inhabilitaciones del TSE a nuestros hermanos candidatos al Senado, el pueblo boliviano tendrá el reto de expresar su deseo de tener un país estable, con crecimiento económico y justicia social el 3 de mayo».

Quien celebró la medida fue Luis Fernando Camacho, ex presidente del Comité Pro Cívico de Santa Cruz y quien lideró las protestas contra el entonces mandatario luego de los comicios viciados del 20 de octubre. No obstante, aseguró que “la amenaza sigue vigente”, y es que el Movimiento al Socialismo (MAS) gane la mayoría en el Congreso y posiblemente la presidencia en primera vuelta».

Camacho suspendió esta semana sus aspiraciones presidenciales, haciendo de esa manera un llamado a la unidad de los candidatos opositores al MAS luego de que se conociera una encuesta en la que el candidato del partido, Luis Arce, prácticamente doblaba en intención de voto a su inmediato perseguidor, Carlos Mesa. La encuesta le dio un 31,6 por ciento de intención de voto, mientras que Mesa obtuvo un 17,1 por ciento y la presidenta interina, Jeanine Añez, un 16,5 %.

“Hoy más que nunca está vigente el llamado a la unidad que hicimos en los últimos días. No podemos distraernos ni bajar los brazos. Asegurémonos que en los próximos meses nuestra voz se escuche bien fuerte y esté por encima de los intereses políticos”, expresó Camacho, cuya intención de voto rondaba el 9 por ciento.

En la misma línea se expresó el ex presidente y actual candidato Jorge “Tuto” Quiroga: “Evo Morales buscaba inviolabilidad parlamentaria como Senador, para encubrir 14 años de corrupción, abusos y fraude. Es un asilado que no vive en Cochabamba, Bolivia. No puede postular, deberá responder ante la justicia local e internacional sin la impunidad de un curul”.

Con su decisión, el ente electoral dio por concluido el debate que se había gestado el pasado 29 de enero, cuando se anunció que Morales volvería a Bolivia pero como senador, lo que provocó especulaciones de todas las agrupaciones políticas. La decisión en este sentido había trascendido el miércoles, pero el anuncio oficial llegó un día después, consecuencia de fuertes presiones en ambos sentidos recibidas por el órgano electoral.

Más sobre este tema:

El Tribunal Electoral de Bolivia confirmó que Evo Morales no se podrá presentar como candidato a senador



Source link

Dejar respuesta