Foto: REUTERS/Stringer (STRINGER/)

Autoridades médicas chinas informaron este sábado (hora local) que 109 nuevas personas murieron a causa de Covid-19 (conocido también como coronavirus), lo que lleva la cifra total de decesos en el país a 2.345. Sin embargo, anunciaron que la cantidad de contagios disminuyó significativamente: fue de 397, en comparación con los casi 900 del día anterior y los miles que se registraron a lo largo de las semanas previas. De esta manera, la cifra total de contagios en China superó los 76.000.

No obstante la tendencia descendente, el jefe de Estado Xi Jinping expresó en una reunión del Partido Comunista Chino (PCC) que el “punto máximo [de la epidemia] aún no se había alcanzado” y que la situación era “compleja” en Hubei. Señal de esto es la muerte de un médico de 29 años en Wuhan.

En otras regiones del mundo, en tanto, la cantidad de casos positivos comenzó a crecer: el mayor exponente es Corea del Sur, que reportó 142 nuevos contagios y elevó significativamente su cifra total, que llegó a 364. Entre los últimos casos de infección, 92 están relacionados con un hospital en Cheongdo, precisó el Centro coreano para el control y la prevención de las enfermedades en un comunicado. Además, las autoridades médicas del país informaron que tuvo lugar la segunda muerte por Covid-19 en el país.

También se confirmó la primera muerte en Italia. Más específicamente, en la región de Padua. El paciente tenía 78 años y era albañil retirado. Estaba hospitalizado desde hace unos diez días por otras patologías, y falleció en el hospital de Schiavonia (Padua), y no en el hospital de la capital euganea, como se informó al principio.

“Ni siquiera hubo tiempo para transferirlo”, dijo el gobernador Luca Zaia. Las autoridades creen que podría haber contraído el virus después de cenar con un amigo que había regresado de China y que ha dado negativo en las pruebas para este virus.

Como consecuencia del incremento en los casos, Italia cerró lugares públicos en una decena de localidades. En esos pueblos del norte de Italia serán cerrados bares, escuelas y otros lugares públicos y se suspenderán misas, fiestas y otras actividades, luego de que se detectaran 14 casos en ese zona.

Turistas con barbijos en la Plaza San Marcos, en Venecia. Foto: REUTERS/Manuel Silvestri
Turistas con barbijos en la Plaza San Marcos, en Venecia. Foto: REUTERS/Manuel Silvestri (MANUEL SILVESTRI/)

Unos 50.000 habitantes no podrán salir de sus casas en los próximos cinco días, en una medida similar al cierre de ciudades que ordenó China en la región epicentro de la epidemia.

Más temprano el viernes, las autoridades italianas habían confirmado que había 18 personas contagiadas por el coronavirus de Wuhan (COVID-19) en el norte del país y que otras 250 estaban en observación.

Las decisiones llegan luego de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtiera el mismo día que el tiempo para erradicar el nuevo coronavirus “se estrecha” y está preocupada por los casos sin “vínculo epidemiológico claro” fuera de China.

“Aunque el número de casos fuera de China sigue siendo relativamente escaso, estamos preocupados por la cantidad de casos sin vínculo epidemiológico claro, como los antecedentes de viaje o los contactos con un caso confirmado”, explicó.

«No solo aumenta el número de casos sino que también vemos diferentes modelos de transmisión», afirmó Sylvie Briand, directora del Departamento de Gestión de Riesgos Infecciosos de la OMS.

La OMS anunció la designación de seis enviados especiales, entre ellos David Nabarro, ex coordinador para el ébola durante la epidemia en África occidental entre fines de 2013 y 2016.

Los nuevos brotes de la enfermedad se multiplican: dos muertos más en Irán, primer contagio en Israel y Líbano, duplicación de casos en Corea del Sur y unos 500 prisioneros contaminados en China.

La “ventana de oportunidad” para erradicar la epidemia “se está estrechando”, advirtió el director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, quien pidió a la comunidad internacional actuar “rápidamente” y lamentó la falta de apoyo financiero.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió el viernes que el tiempo para erradicar el nuevo coronavirus "se estrecha" y que está preocupada por la aparición de casos sin "vínculo epidemiológico claro" fuera de China.
La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió el viernes que el tiempo para erradicar el nuevo coronavirus «se estrecha» y que está preocupada por la aparición de casos sin «vínculo epidemiológico claro» fuera de China. (ELOI ROUYER/)

Aunque el número de nuevos casos diarios en China bajó durante cuatro días seguidos, volvió a crecer con 889 frente a los 673 de la víspera, anunció el viernes la Comisión Nacional de Salud.

En Japón, la polémica aumentó en torno al crucero “Diamond Princess”, atracado en cuarentena en el puerto de Yokohama, a las afueras de Tokio, desde principios de febrero y que sigue siendo el principal foco de infección fuera de China.

Dos australianos, que al desembarcar dieron negativo en las pruebas, fueron declarados como contagiados al volver a Australia, lo que abrió dudas sobre los procedimientos de las autoridades japonesas, que autorizaron a bajar del barco a cientos de pasajeros supuestamente no infectados.

Un avión con 129 canadienses que viajaban en el crucero llegó el viernes a una base militar en la provincia de Ontario.

Un tercer avión fletado por Francia despegó el viernes por la mañana de Wuhan con 28 franceses a bordo y 36 ciudadanos de otros países de la Unión Europea.

Más sobre este tema:

Italia confirmó un muerto por coronavirus, 17 contagiados y 250 personas en observación

Por qué el coronavirus mata más a los hombres que a las mujeres



Source link

Dejar respuesta